Don Sentido Común…

Todos los días recibo mensajes de un querido amigo desde donde esté, Valencia, Zürich, Londres o la Manga del Mar Menor. Les comparto este por la reflexión que conlleva:  Lamento comunicarte que falleció nuestro gran amigo de toda la vida, Don Sentido Común. Estuvo entre nosotros durante muchos años. Nadie sabe a ciencia cierta qué edad tenía, los datos sobre su nacimiento hace mucho que se perdieron entre los vericuetos de la vida y la burocracia. Será recordado por haber sabido cultivar lecciones tan valiosas como: Lo ético como principio básico. El orden y la limpieza. La Integridad. La puntualidad. La responsabilidad. El deseo de superación. El respeto a las leyes y los reglamentos. El respeto por el derecho de los demás. Su amor al trabajo. Su esfuerzos por ahorrar y gastar de acuerdo a las necesidades.

Vivió bajo dos simples y eficaces consignas:  “No gastes más de lo que ganas”  y… “Los adultos están a cargo, no los niños”.

Don Sentido Común perdió terreno cuando los padres atacaron a los maestros sólo por hacer el trabajo de intentar disciplinar a sus incorregibles hijos; o cuando se confundieron los derechos humanos con no castigar la delincuencia, quitándole autoridad a la justicia y a los funcionarios de orden y seguridad.

Don Sentido Común perdió el deseo de vivir cuando muchos medios de comunicación se vendieron al mejor postor, perdieron la ética y acallaron la verdad, dando paso al escándalo, al chismorreo y a la información incompleta o tergiversada y al unísono creció la corrupción.

La muerte de Don Sentido Común “fue  precedida” por la de sus padres, la Verdad y la Conciencia. La de su esposa, Prudencia. La de su hija, Responsabilidad y la de su hijo, Raciocinio. Le sobreviven sus 3 hermanastros: “Sólo reconozco mis Derechos”, “Los demás tienen la Culpa”  y  “Soy una Víctima de la Sociedad”. No fue mucha gente a su funeral, porque muy pocos se enteraron que falleció.

Si aún recuerdas a “Don Sentido Común”, por favor ayuda a que otros lo recuerden. De lo contrario, únete a la mayoría y “no hagas nada”.  Pues por esto es que los humanos se dividen en 2 bandos: “Los que aman y construyen”  y  “los que odian y destruyen”…

Bien… Después de reflexionar le respondí: No es cierto que Don Sentido Común haya fallecido, porque él está en cada uno de nosotros y en mi caso sigue vivo.

Sucede que mucha gente, ni sabe que existe y actúan como aprenden de otros, que tampoco conocen a Don Sentido Común, porque desde hace tiempo los políticos lo sacaron de las escuelas y al final, Él es quien hace la diferencia, entre el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto, y con las personas, diferencia claramente entre honestos y deshonestos, honrados y corruptos, respetuosos y listos, y aquí, muchos creen que es de listos, salirse siempre con las suyas, sin importar como.

Pero, si quienes continuamos cumpliendo las leyes, haciendo bien nuestro trabajo y siendo honrados, persistimos en dar buen ejemplo y elegimos personas con Don Sentido Común para la conducción del país en lo privado, lo legislativo y lo gubernamental, encontraremos pronto a don Sentido Común, vigoroso y orgulloso, en la mente de cada ciudadano.

¿Y usted tiene activo en su mente a Don Sentido Común?

Pedro Roque

Comentarios

  • Nelson Antonio Quintanilla Juarez
    Responder

    Excelente reflexión. Don Sentido Común, no está muerto ha sido desterrado de varios lugares y también de muchas mentes, pero en muchas sigue vivo y somos los que tenemos el compromiso de restituirlo al lugar dónde merece estar: EN TODAS PARTES.

  • Pedro Campos
    Responder

    La verdad es que cada dia somos mas impulsivos, somos impulsivos para comprar, para comer, para decidir, nos hemos dejado influenciar por las modas, las marcas, mantener un status, por el dinero, por las apariencias… gente que se compra una computadora por que esta de moda y se la vio a otro y sin saber ni como usarla se la compra…. esos impulsos nos con como las flechas del dibujo… van en contra del sentido común.

  • Martin benavidez.
    Responder

    Bonita reflexión del sentido común del bien común y del mal siempre existe dentro de la conciencia del ser humano el bien y el mal donde cuando dice voy a trabajar con el bien común que de hecho hay que dejar que trabaje el bien.