El capitalismo y el capitalista…

En los años cincuenta, mi padre leía los artículos del editorialista Jaume Miravitlles radicado en Nueva York … Yo, recordándolo, frecuentemente abro la versión E-paper de EDH de hace 50 años, leo sus editoriales y repaso las películas y los cines de entonces…

Recientemente, junto al editorial de Miravitlles, encontré el siguiente editorial del periódico la Nación de Costa Rica, del 21 de octubre de 1957, que transcribo literalmente.

El Capitalismo y el Capitalista. Se ha hecho creer que capitalista es el rico que vive ociosamente de una fortuna acumulada y que capitalismo es el sistema legal que protege y favorece a los ricos. Esta versión es falsa. Capitalista es todo aquel que, dueño de una empresa o un negocio, grande o pequeño, corre con todos los riesgos de una actividad económica o de una inversión de sus propios recursos.
Es capitalista todo productor y todo patrono, rico o pobre; así mismo, toda empresa libre, débil o poderosa. El dueño de un pequeño taller o de una modesta pulpería, el jardinero que labora con herramientas propias y contrata la obra por un precio, son tan capitalistas, como los grandes empresarios dueños de una o varias empresas.

El capitalista es un productor de bienes y servicios y su característica principal es que él asume todos los riesgos de su actividad económica sin que nadie lo proteja, ni le asegure el buen éxito de su inversión, es decir, sin que nadie le garantice las ganancias, ni lo proteja de las pérdidas.

Prosperará si logra atraer clientela, esto es, consumidores que prefieran su producto. No tiene protección estatal, beneficios sociales o seguros costeados por toda la nación a través del Estado. Si pierde solo él soporta las consecuencias y si gana se favorece no solamente él, sino las fuentes de empleo y el fisco.

La principal base para levantar una empresa es la capacidad creadora del empresario. El cual se sirve luego del capital y del trabajo. Los tres factores combinados hacen el éxito o el fracaso de la empresa.

La base del capitalismo, del verdadero y genuino capitalismo, está constituida por la existencia o concurrencia de muchos empresarios que compiten en diferentes producciones de bienes y de servicios. El más próspero será el más eficiente, o sea el que produce con más bajos costes y ofrece sus servicios a precios menores…  Hasta aquí el editorial del periódico La Nación del 21.10. 57….

De vuelta a nuestros días y después de leer la nota, resulta que en nuestro país todos somos capitalistas, tanto las vendedoras del mercado que diariamente de $50 hacen $70 o más, comprando mercaderías y revendiéndolas, como el empresario dueño de un bus o el que tiene una pequeña, mediana o gran empresa…

Lo extraño, improcedente y falto de ética, es que los políticos de izquierda, ahora empresarios e inversores en diferentes rubros y por lo tanto “capitalistas”, sigan despotricando contra del capitalismo…

Sin embargo, a la gente de los países capitalistas bien organizados, les va mucho mejor que en los países socialistas-comunistas, y muchos creemos que el capitalismo es el sistema adecuado a nuestra mentalidad, pues si alguien quiere progresar, es libre para hacerlo y con su trabajo y entusiasmo conseguirlo.

Y de eso se trata en las próximas elecciones, confirmar el sistema que nos permita crecer personal y profesionalmente.

 

Pedro Roque

Comentarios

  • Daniel
    Responder

    Hola, tiro director, Creo que El necesitado, Al cual see nombra. Pobre necesita talvez una cachetada para que despierte. Y de deje de quejsr. Muchos. Salv. Aqui claman que los. Edtados unifos. Es El responsible.

  • Tesa
    Responder

    Don Pedro, gracias por enunciar en su artículo el esfuerzo y más diría yo, la valentía de nosotros los empresarios, que cada día hay que ingeniárselas para salir adelante.
    Yo en las próximas elecciones daré mi voto, sin dudar, al que me represente y tenga la capacidad de hacer un mejor pais y que sea empresario como yo