La generación Low Cost…

Traducido literalmente significa: “bajo costo”, pero también puede interpretarse como “precio bajo”, aunque los dos términos tienen en su orígen diferente significado…

El precio bajo de un producto o un servicio que normalmente es más alto, puede deberse, por ejemplo a un descuento cuando en una tienda acumulan muchas existencias y hay que venderlo para liberar espacios en la bodega. También, cuando se necesita dinero en efectivo y en lugar de solicitar un préstamo, pagar un interés alto y esperar a que lo aprueben, se decide vender los productos a un precio inferior, o cuando la empresa recibirá nuevos lotes de un producto y conviene hacer una oferta, o en un combo junto con otros productos que  se quieren promocionar, o bien, cuando se vende a un precio bajo de introducción, y finalmente, cuando se termina una temporada, en las famosas rebajas de verano o de Navidad…

LOW COST es otra cosa completamente diferente, en realidad es una nueva cultura de selección de productos y servicios que fueron concebidos con esta filosofía de diseño, producción, distribución, mercadeo y venta.

Muchas personas en Europa que por su nivel de ingresos nunca se imaginaron que podrían visitar otros países por los altos costos de los boletos de viaje, los hoteles y los restaurantes, ya conocen casi toda Europa, gracias a las líneas aéreas, hoteles y restaurantes que fueron pensados y diseñados con la filosofía LOW COST.

Personalmente he viajado por solo “19 Euros” desde Bélgica hasta Valencia, aunque el total pague 61, por los impuestos de los boletos y las tasas que cobran los aeropuertos de salida y de llegada. Si se fijan, la suma de los impuestos y las tasas, son más altos que el boleto, pero aun así resulta LOW COST, porque un vuelo regular valdría unos 300 Euros…

Otro dato importante, es que en general, las compañías que ofrecen productos y servicios LOW COST, están teniendo mayores beneficios que las empresas que aun no han entrado en esta filosofía de fabricación de productos o prestación de servicios.

Y lo de la generación LOW COST tiene su explicación en que una buena parte de los llamados millennials, (jóvenes nacidos entre 1980 y el 2000) en Europa y Estados Unidos, por principio prefieren productos y servicios LOW COST y no tanto por sus precios, cuanto porque quieren rentabilizar mejor su dinero.

¿Y qué es un producto o servicio LOW COST? Pues son los que desde su diseño fueron pensados, diseñados, fabricados, distribuidos, publicitados y vendidos con la filosofía LOW COST.

¿Se pueden fabricar aquí en El Salvador y en Centro América productos y prestar servicios LOW COST? Claro que sí, pero hay que estudiar muy bien el tema para aprender de qué se trata y cómo empezar.

Desde mi experiencia con las innovaciones industriales que se han venido imponiendo desde los años sesenta, esta es una excelente alternativa para muchas empresas salvadoreñas.

Cada vez que voy a Europa, encuentro en más tiendas más productos LOW COST que se pueden fabricar aquí para satisfacer a este nuevo mercado en Europa y que seguramente pronto crecerá en El Salvador y Centro América.

Y nosotros, así como lo hemos realizado con la divulgación de los sistemas internacionales de gestión de la ISO para la calidad, el medioambiente o la inocuidad, ya lo estamos haciendo con esta filosofía de negocios.

Pedro Roque

Comentarios

  • Omira
    Responder

    Low Costo, es una excelente forma de aumentar nuestras ventas, para tener mayor rentabilidad en nuestras empresas.
    Considero una opción efectiva para nuestra economía nacional.

  • Francisco G
    Responder

    Es muy interesante el tema, muchos empresarios del país debería replicar este sistema exitoso en Europa

  • J.C. Sorto
    Responder

    Creo que esta forma de trabajar puede ser la respuesta que se busca para darle un empuje al crecimiento de las empresas en el país

  • Pedro Roque
    Responder

    Gracias por su comentario, es una ventaja competitiva que aquì las empresas aun no estàn explotando y ojalà se suban pronto a este nuevo
    tren de cambio

  • Pablo
    Responder

    hola, si definitivamente el Low cost es una nueva manera de hacer negocios y exitosa, porque si no no se habría mantenido tanto tiempo y no solo en la aviación, si no en otros muchos servicios,…. desde mi punto de vista es básicamente adaptarse a las necesidades del cliente quitando lo superfluo y que no aporta mucho valor y solo pagar lo que da valor.