La Productividad Salvadoreña…

Leí esta semana en EDH que según OIT el 72% de las empresas del país son informales… Ojalá nos explicaran cuánto dinero mueven para calcular cuántos impuestos está dejando de percibir el gobierno… También leí, que un reconocido economista, ex presidente del BCR opina, que buena parte de los ingresos por la subida de impuestos, sirvió para contratar más funcionarios y, digo yo, mantener “la fábrica de empleos” funcionando…

Diariamente vemos en las obras de Fovial, por ejemplo en el paso a nivel Rancho Navarra, el domingo pasado a las 10 am, más trabajadores haciendo nada y seguramente cobrando horas extras que los pocos trabajando. Algunos incluso viendo su celular… Así, las obras nos cuestan mucho más y tardan más en terminarlas…

Viendo esto me pregunto: ¿Cómo está la productividad en nuestro país?… Exceptuando unas 100 empresas que tienen programas de mejora de calidad y productividad, el resto seguro que tienen problemas de productividad que quizás nunca los han entendido como tales…

Por ejemplo, los trabajos que se repiten, los productos que no se hacen bien y tienen que repararse, los que venden con descuentos por defectos o son inservibles, las devoluciones de los clientes, los retrasos por falta de materias primas retenidas en las aduanas, el exceso de personal administrativo, entre otros…

Aquí, en cada negocio hay vigilantes, que sumados pueden ser unos ciento cincuenta mil en todo el país… Si a estos suma un 20% de los empleados de Fovial, que no encontré en su página cuántos empleados tienen… Además, contabilizamos al personal de las empresas informales y el comercio alrededor de los mercados hasta en los pequeños pueblos, pueden ser unos trescientos mil y si cuenta los vendedores en todos los buses del país, suman otros tantos miles… Con una buena educación vial, no harían falta tanto gestor de tráfico y con buenos programas de prevención como en Singapur, se podría reducir el número de policías o incluso cerrar algunas cárceles como en Holanda.

Si tuvieran un trabajo fijo y productivo, todos estos ciudadanos estarían cubiertos por el ISSS, sus empresas pagarían impuestos y tendrían una mejor calidad de vida.

Tenemos que asumir que “no es normal, ni moral y creo también, anticonstitucional” que los salvadoreños honrados que necesitan trabajar lo hagan de “cualquier modo y arriesgando su seguridad”.

La nueva Asamblea, deben trabajar en propuestas y aprobar pronto leyes útiles que faciliten la generación de empleos productivos.

Un trabajador productivo genera más ingresos y más impuestos para el Estado que los empleados informales, que no contribuyen y utilizan todas las infraestructuras del país, como las carreteras y sus hijos van a las escuelas públicas…

Entonces… Si sumamos los desempleados, los informales, los que realizan trabajos improductivos en las empresas y en el gobierno, los empleados fantasmas de la asamblea, el gobierno y las instituciones, los miles de reos en las cárceles, los “ninis” y los que delinquen para sobrevivir, creo que juntamos más de un millón de personas para quienes es urgente crear puestos de trabajo productivos.

La gente se las arregla como puede para sobrevivir, pero si fabricáramos aquí gran parte de lo que compramos a China y además lo exportáramos seríamos un país rico.

Imagine un millón de personas más trabajando, creando valor y contribuyendo con sus impuestos… Les aseguro que en lugar de país “pedigüeño de ayuda al exterior y de préstamos”, tendríamos superávit .

Pedro Roque

Comentarios