Vivir 102 años y querer seguir viviendo…

¿Qué debo hacer para vivir 102 años y querer seguir viviendo?… Le pregunté a Doña Carmela este miércoles en la celebración de su 102 cumpleaños… Y con una impresionante lucidez me respondió: Caminar paso a paso, con paso seguro, sin hacer daño a nadie, ayudando a quien puedas y te deje ayudarle. No metiéndote en la vida de otros, ni en las cosas que no te importan. Viviendo tu vida y dejando que los demás vivan como quieran. Tomándome las cosas por el lado positivo y no complicándolas más. Cumpliendo con tus obligaciones. Respetando el derecho de otras personas. No guardando rencores con nadie. No perdiendo el buen humor y escogiendo bien a la gente que te rodea, pero sobre, no dejándote afligir por nada, cuidando tu salud y una alimentación adecuada… ¡Yo nunca he fumado, ni he probado el alcohol!… Concluyó…

Como ven, son recomendaciones de sentido común, lógicas, sencillas y que para realizarlas, solo requieren voluntad y la decisión de hacerlo. Todo lo que recomienda es gratis, no hay que comprar nada y todo el que se lo proponga, lo puede hacer…  

Por ejemplo, caminar paso a paso y con paso seguro. En mi léxico quiere decir: “Pensar antes de actuar”… Y si lo llevamos al terrano empresarial: “planificar”… El problema es que nos gusta, como se dice, “dejarnos ir” y después ver que hacemos para corregir… Sin considerar que planificar es económico y corregir puede ser muy caro…

Vive tu vida y deja que cada uno viva como quiera, es otro buen consejo… Hoy con las redes sociales se pierden muchas horas interesándose por las cosas que le gente dice que ha hacho o quiere hacer…

No dejarse afligir, es liberarse de las tensiones que todos tenemos y que siempre de algún modo resolvemos. Lo de mantenerse alejado del tabaco y del alcohol, estoy de acuerdo en parte, pues como nunca fume, ni fumo, me perece correcto, sobre todo pensando en los riesgos de infarto; pero no del todo con mantenerse alejado del alcohol, pues frecuentemente disfruto de una o dos copas de vino y uno o dos tragos de buen licor.

Eso si, especialmente en los próximos días de vacación y si va a manejar, lo mejor es que se abstenga del alcohol.

Para mi y para todos los invitados fue la primera vez que asistimos a una celebración del 102 cumpleaños y también muy emotivo acompañar al señor obispo de San Vicente, monseñor José Elías Rauda, en las oraciones y al son de su guitarra cantarle a Dña. Carmela, Las Mañanitas, el Happy Birthday to you y otras canciones de cumpleaños…

Llegado el momento del pastel, en tres soplidos apagó todas las velitas y al unísono cantamos todos: “ya queremos pastel”…

Al despedirme, le dije que nos veremos en el 103, después en el 104 y luego en el 105 y sonriéndome respondió. ¡Aquí estaré!

Como siempre me pregunto: ¿Qué aprendí? … Lo resumo en que la clave de la longevidad estriba en mantener siempre muy alta la autoestima, creyendo en uno mismo, no dejándose manipular y afrontando con valentía los retos de la vida, aquí y en Estados Unidos, pues desde hace varias décadas que como muchos, ella fue a trabajar a ese gran país. Gracias Dña. Carmela por las lecciones y gracias por el ejemplo, de que, si uno quiere, puede…

La vida y las circunstancias no son como deseamos y las personas tampoco como nos gustaría… Y ese es el reto de vivir por muchos años, sobrevivir las cosas buenas y menos buenas que nos suceden.

Pedro Roque

Comentarios