Cinco razones por las que las pymes salvadoreñas no son productivas

¿Por qué muchas pymes no logran ser exitosas? ¿Por qué muchas terminan cerrando? El consultor Pedro Roque da cinco claves para que las pequeñas y medianas empresas sean más productivas.

En El Salvador hay emprendedurismo, pero no todo resulta exitoso. Más allá de la cifra desalentadora de que un 90 % de las empresas creadas cierran antes del primer año de operación, hay causas identificables por las cuales los negocios, sobre todo los pequeños y medianos (pymes) no logran ser totalmente exitosos.

El consultor Pedro Roque, experto en trabajo con pymes, explica las principales causas por las que estas empresas de menor tamaño, muchas veces manejadas por familias, son poco productivas y, por tanto, poco rentables.

1. No planifican. Planificar y cumplir los plazos de entrega perecería algo de rigor para cualquier empresa. Sin embargo, Roque dice que a muchas pymes del país les falta optimizar el tiempo de sus procesos productivos, y que esto parte de una buena planificación.

2. No se prioriza la calidad. Estandarizar y priorizar la calidad del producto es otro ingrediente en la fórmula del éxito, según Roque. «Esto debe aplicarse también cuando una empresa ofrece servicios, no es exclusivo de quienes producen bienes», agrega.

3.  Falta innovación. Roque señala que muchas empresas se «casan» con solo producto o servicio y no buscan ofrecer un valor agregado o nuevas alternativas a sus clientes. Innovar en sus productos y servicios debe ser una tarea constante para cualquier negocio.

4. Falta trabajo en equipo. En las pymes suele fallar el trabajo integrado en equipo, dice Roque. «Es necesario conectar a los diferentes departamentos de la empresa y que el líder de la empresa se integre a toda la labor», apunta.

5. No hay orden en las finanzas. El control y gestión financiera suele ser otro talón de Aquiles en las empresas más pequeñas. Tener control sobre los flujos de dinero que entran y salen, el destino que se le da a las ganancias, y mantener la contabilidad al día son las claves para que el pequeño y el mediano empresario ordenen sus finanzas.

Para que un negocio, del tamaño que sea, resulte exitoso, necesita compromiso y dedicación. Roque comenta que muchas veces debe comenzarse desde cosas tan básicas como limpiar y ordenar el área de trabajo y la zona de ventas. Con un poco de voluntad pueden ir aplicándose los cambios necesarios que permitirán, a su vez, ver resultados distintos en estos negocios.

Original de: La Prensa Gráfica
20 de Enero de 2015 – Miguel Portillo/Mariana Belloso

Comentarios