¡Que el 2015, sea mejor!…

Pues sí, creo que a todos nos vendrá bien que el 2015 sea un mejor año… ¡Nos lo merecemos!… Que las elecciones no terminen manipuladas con los que se quieren aprovechar del confuso voto cruzado… Tenemos que ir al espíritu del sistema, informarnos muy bien sobre cómo funciona y votar pensando y conscientemente para que triunfe la democracia y no los listos de siempre…

Con el fortalecimiento de la economía norteamericana, los serios problemas de la economía en Rusia, la bajada de los precios del petróleo, el deterioro creciente de las finanzas de Venezuela y el acercamiento entre Estados Unidos a Cuba, el panorama internacional nos puede beneficiar, pero de todo esto, lo que más me agrada, es que seguramente ya no se insistirá tanto en implantar el modelo comunista-socialista de Cuba en El Salvador. Visité Cuba en septiembre y ya se rumoraba, que a final de año algo como lo que ha pasado, sucedería… Hablando con los taxistas de los carros norteamericanos de 1959 que utilicé, me comentaron que ya partenecian a una cooperativa y los taxis impulsados por personas, y las ventas de frutas, comida y artesanías ya son pequeños empresarios autónomos.

Se espera que con lel Fomilenio II habrá trabajo para muchos y si las remesas con la bonanza en EEUU crecen y la gente ahorra, se mejorarán las condiciones de vida en esas zonas… También es un buen deseo para los usuarios del Sitramss y los que circulan por esas zonas, que se ponga en marcha durante el 2015, para ver si ayudará más que los problemas que ha causado desde su inicio hasta el momento, y si no funciona, que lo repiensen y recompongan pronto.

Esperamos que después de medio año de nombrado y supuestamente funcionando el consejo nacional de seguridad nacional y convivencia, durante el 2015, proponga algún plan para que lo ejecuten las autoridades y que se nos quite, o por lo menos, reduzca el miedo y poder concentrarnos en el trabajo y en cómo desarrollar el país.

Y ojalá, que también en el 2015 se transparenten las acusaciones y denuncias contra altos funcionarios y expresidentes, para que que los salvadoreños creamos un poquito en la institucionalidad y pensemos que los políticos en algo se procupan por la sociedad, además, de en sus propios negocios.

Y si como resultado de lo que está sucediendo en el mundo, las empresas salvadoreñas se organizan mejor y son más productivas y rentables, pagarán sus impuestos y Hacienda pudrá cubrir su presupuesto para el 2015 desfinanciado y que no nos endeuden más, ni desvaligen a los pensionistas…

Que se acaben los conflictos entre maestros y el MINED para concentrarse en la educación de los niños y los jóvenes, y el de los médicos, que aseguran que el sistema de salud ya colapsó, con el MINSAL y curen a los enfermos…

Estos buenos son algunos deseos, que ojala sucedan, en el 2015 en beneficio de los salvadoreños…

Pero también, los muchos amigos lectores, que tengan muchas satisfacciones familiares y profesionales, y sobre todo, que conserven su salud, su trabajo, que no perdamos las esperanzas, y por el bien del país, no nos engañen en las elecciones…

¡Que el 2015 sea mejor, pero eso sí, trabajando honradamente y no esperando que las cosas caigan de cielo.

 

Pedro Roque

Comentarios